domingo, 18 de diciembre de 2016

OTOÑO, LA MAGIA DE LA NATURALEZA

Estamos en otoño, cuando comienza parece que la vida aminora su marcha, se enlentece, el ritmo es más lento, aparecen imágenes de frutos como muestra la fotografía anterior. Una castaña fruta típica del otoño que nos nutre y alimenta y nos revitaliza. Los colores de las hojas de los árboles en tonos ocres, amarillos y rojos.Todo esto, es motivo suficiente para acercarnos a la naturaleza, es la época de recorrer largos senderos para pisar mulli-das alfombras de hojas multicolores mientras melancólicamente nos admiramos de todo lo que nos rodea.


y que decir de nuestros pueblos con esos rincones mágicos que nos remontan a épocas pasa-das, por os que parece no ha pasado el tiempo. Nadie debería perderse esos lugares y momentos que te llenan de luz y vida tanto o más que en la primavera.Bellos rincones por los que no pasa el tiempo ni la moda.






miércoles, 14 de septiembre de 2016

BENEFICIOS DE LOS VIAJES

¿A quién no le gusta viajar?

¿Hay algo más sano que visitar lugares bonitos?
Crónica de una visita a París. Fue un puente de mayo y curiosamente ibamos por motivos de trabajo, pero eso no nos impidió disfrutar de la ciudad. el ajetreo era inmenso, de día reuniones con el tintineo constante de oir otras lenguas diferentes al español y en los ratos libres visitar la ciudad. Recorrimos todos los rincones. Subimos a la torre Eiffel, la vimos iluminarse de noche, a las doce en punto, saboreando una copa de champagne e ingiriendo bombones, ¡Maravilloso! 

De testigo esta instantánea
También de día hicimos picnic, allí sentados en el cesped. Otra experiencia inolvidable!!!
Recorrimos los Campos Elíseos y por supuesto paseo en barco por el Sena.
Recuerdo que me impactó la proyección de futuro que tuvieron los arquitectos y constructores del siglo XIX, fueron capaces de construir edificios bajos en amplias calles y avenidas. Estupendo repletas de tiendas de moda y aunque hace algo de tiempo, todavía tengo presentes esas imágenes en mi cabeza.

Otra cosa que también admiré fue la comida francesa, ¡Me gustan como cocinan sus verduras! ¡Sus ricas tablas de quesos que nos ofrecían en todos los lugares que visitamos! ¡Sus barrios y rincones!
¡Estoy deseando volver!





miércoles, 10 de agosto de 2016

BENEFICIOS DE UNA ALIMENTACIÓN SANA


¡NADA ES IMPOSIBLE. LA ENERGÍA DE LOS VEGANOS NO TIENE LÍMITE!!!

¿QUÉ VENTAJAS TIENE SER VEGANO/A?

        Desde el punto de vista de posibles estudios científicos, no existe información ni estudios suficientes que nos hablen de estos beneficios, no hay muestra lo suficientemente amplia de personas veganas para realizar este tipo de investigaciones, además no todos los veganos siguen la misma alimentación, ni en los momentos actuales hay interés por investigaciones en este tema.



Las personas que nos alimentamos de vegetales sí podemos comentar nuestro día a día. En primer lugar nos mueve un compromiso moral y ético, pensamos que una especie superior no tiene que hacer un uso salvaje de especies inferiores. El término veganismo, fue definido en 1944 por dos autores Elsie Shrigley y Donald Watson, y es un derivado de la palabra "vegetariano", implica algo más que alimentarnos de vegetales, es un estilo de vida en el que no se utilizan los animales ni de productos que provienen de ellos.

Beneficios de los alimentos vegetales

      En mi opinión existe una tendencia natural en las personas a alimentarnos de vegetales. Si encerramos a un niño pequeño con una zanahoria y un pollito, el niño tiende a comerse la zanahoria antes que el pollito.

Una vez tomada la decisión de alimentarnos de vegetales, empieza a nacer en nosotros un estilo de vida que nos aleja de usar la especie animal en nuestro beneficio. Al comprar ropa buscamos tejidos como algodón, lino, lana y rechazamos la piel. 
Respecto al bienestar que nos produce este tipo de alimentación pasa por sentirnos con gran energía a pesar de no tomar estimulantes (café, té o sustancias psicoactivas), modulamos nuestro apetito y no es solo la voluntad lo que rechaza el consumo de animales, es el propio organismo que se siente satisfecho con la ingesta de vegetales.
La American Dietetic Association, señala beneficios como.
  • Menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
    El riesgo de exceso de colesterol es casi nulo, en una alimentación vegetal. Los alimentos vegetales no tienen colesterol y, además, suelen ser pobres en grasas saturadas. Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España en los hombres y la segunda en mujeres.
  • Menor tasa de hipertensión.
    Al disminuir el consumo de sal, disminuye la hipertensión (las sal está muy presente en embutidos y alimentos preparados). Además aumentamos el consumo de minerales como el potasio, etc.
  • Menor tasa de diabetes.
    Debido a una mayor ingesta de carbohidratos complejos en lugar de simples. estos carbohidratos están presentes en: cereales, frutos secos, legumbres.
  • Menor obesidad.
    Los alimentos vegetales suelen tener más fibra (tiene efecto saciante), ser más bajos en calorías -frutas y verduras-, etc.
  • Menor tasa de cáncer (especialmente colón, próstata, pulmón, etc).
    Por la presencia de numerosos antioxidantes en frutas y verduras, más fibra, menor peso corporal, sin consumo de proteínas animales -que incluyen elementos del metabolismo animal como toxinas, etc-.
  • Menor incidencia de osteoporosis.
    Las proteínas animales, por su acidez, producen una alta pérdida ósea. Minerales en frutas y verduras ayudan en el metabolismo óseo.
  • Otros beneficios
    Menor incidencia de: enfermedad renal, estreñimiento, cálculos biliares, demencia, etc.
  • Otros estudios como el China-Cornell-Oxford Project, en el que se estudió los hábitos en alimentación de las poblaciones rurales, donde apenas se consume alimentos de origen animal. La conclusiones que obtuvieron fue, que esta población sufría menos casos de cáncer, osteoporosis. Menos ingesta de grasa y más de fibra. Los niveles de proteínas y minerales eran en todo caso buenos.
Además se asocia favorablemente una menor ingesta de alimentos de origen animal con una mayor longevidad.

Otros riesgos añadidos

Existe riesgo de que la comida procedente de los animales nos trasmita enfermedades. La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) estima que al menos del 60% de los patógenos humanos y del 75% de las enfermedades de reciente aparición son enfermedades surgidas de este modo. La tuberculosis, la brucelosis, enfermedades parasitarias internas, etc se transmiten a través del consumo de productos animales.
Alto consumo de antibióticos, que la industrias cárnicas se ven obligadas a utilizar para librar a los animales de las enfermedades que padecen por las condiciones en las que se crían en la ganadería intensiva, hacinados y malviviendo entre sus excremento.
No hay que olvidar tampoco agentes patógenos tan conocidos como la salmonela o el E. Coli, presentes en los residuos de animales y que extienden su contaminación. O la toxoplasmosis, muy conocida por las embarazas.
En el caso de las piscifactorías, tenemos es famoso el caso del anisakis. Pero incluso en el consumo de estos animales es peor aún la ingesta de metales pesados (mercurio, plomo, etc.), causada por la contaminación de ríos, mares y océanos. Estos metales no abandonan nunca el cuerpo y pasan al organismo que se alimente de él. 

Similar caso sucede con la ingesta de animales víctimas de la caza.

Fuentes:
  • Peter Singer. Somos lo que comemos. Paidos Iberica (2009).
  • Blanca Herp. Motivos para ser vegetariano. Oceano Ambar (2008).

martes, 26 de julio de 2016

¿SABES QUE SON ALIMENTOS VIVOS?


Tomar alimentos vivos está cobrando actualidad, pero lo primero que  tenemos que conocer que se entiende por alimentos vivos, son TODOS los alimentos en su estado original: frescos, crudos, sin tratar; en su estado natural, en su estado más puro, el más autentico. Es decir son alimentos que no han sido sometidos a procesos de cocción. En contra de lo establecido o de más consumo (carnes y alimentos cocinados) no son necesarios o al menos el ser humano no lo necesita. Son aquellos que no se pueden consumir crudos o tal cual.


viernes, 22 de julio de 2016

BIENESTAR Y SALUD


¿DIETAS ÁCIDAS O ALCALINAS?
 Llevamos una vida muy ajetreada, no nos permite dedicarnos a alimentarnos de manera correcta, pensar y elegir los nutrientes adecuados, comparar y cocinar nos resulta una tarea muy pesada, además con los apetitosos alimentos ya cocinados que se venden por todas partes y que facilitan las tareas relacionadas con la cocina. Ahora bien esto va en contra de adquirir el equilibrio alcalino que nuestro cuerpo necesita para que los nutrientes se absorban con eficacia y nuestro organismo elimine toxinas.
         Elimina toxinas



 
 La mayoría de alimentos que ingerimos muy atractivos ante el sentido de la vista y el gusto, tanto es así que con mucha frecuencia nos resulta difícil resistir su consumo. Muy a menudo estos deliciosos alimentos consiguen provocar acidez en nuestro cuerpo, es decir exceso de jugos gástricos, provocando el llamado reflujo gástrico. Éste se reconoce porque el contenido del estómago (tanto los alimentos como los ácidos generados para descomponer y sintetizar las comidas) realiza un recorrido opuesto al de los alimentos. Es decir, este contenido asciende por el esófago en dirección a la boca. Y el problema radica a corto plazo, en la falta de protección que laringe y tráquea tienen contra la acidez y a largo plazo en problemas más serios.

¿Por qué debemos de cambiar nuestra dieta?

La escala del pH (es un continuo que mide desde 0 extremo de acidez a 14 extremo de alcalinidad). Para que nuestro organismo trabaje correctamente, lo ideal es mantener un pH de 7,35 y 7,45, es decir, un pH neutro.


Lo aconsejable es que este pH se encuentre desde la escala neutra hacia arriba apuntando a la alcalino. Por norma se suele abusar de una alimentación ácida (rica en carnes, harinas refinadas, bollería industrial, comida rápida como hamburguesas, bocadillos, pizzas, kebabs o fritos, bebidas gasificadas, edulcorantes, chocolates, azúcar,…), aunque lo más recomendable ingerir un 80 % de alimentos básicos y un 20 % de ácidos. Una de las mejores cosas que podemos hacer para corregir el desequilibrio del pH y por lo tanto recuperar nuestra salud y nuestro peso ideal es cambiar la dieta.
Los alimentos alcalinos son los que se encuentra dentro de la dieta mediterránea y los que debemos de consumir: verduras, hortalizas, agua mineral (a la que se le puede añadir una cucharadita de bicarbonato por cada litro y medio de agua sin gas, mejor), aceite de oliva, tofu, almendras, castañas, pasas,… leches vegetales, mejor si es de arroz, mijo o de almendras.

¡Importante!

·        Podemos obtener mejores resultados con el consumo de alimentos alcalinos aumentaremos el consumo de agua mientras se consumen los alimentos.  El agua ayuda a que el alimento sea correctamente alcalinizado y evita la acidez.
·         Además debemos comer sólo un  tipo de categoría de alimentos por comida y sólo otro tipo de alimento de otra categoría para complementarlo, salvo si queremos bajar peso, que en ese caso está terminantemente prohibido mezclar diferentes grupos de alimentos en una misma comida. Por lo tanto, bajo ningún concepto mezclaremos:
  1. Proteínas con hidratos de carbono
  2. Proteínas con grasas
  3. Diferentes tipos de hidratos de carbono
  4. Mezclar diferentes tipos de frutas como es el caso de las ácidas (naranja) con las dulces (uvas).  
 En relación a las categorías de alimentos hay 5 grandes grupos y dentro de cada uno encontramos productos más aptos a la hora de perder peso.


  1. CARBOHIDRATOS: Arroz, maíz, harina, pasta, legumbres, garbanzos, frijoles, lentejas, haba y soja.
  2. FRUTAS: Tenemos las naranjas, mandarinas, limones, kiwi, piña, moras, uva, sandia, plátanos, fresas y manzanas.
  3. GRASAS: Aceite de oliva y/o de girasol, avellanas, nueves, chocolate, pasas y dátiles.
  4. PROTEÍNAS: Carnes, pescados, mariscos, productos lácteos, queso y huevos.
  5. VERDURAS: Lechugas, espinacas, coliflor, calabacín, pimientos, espárragos, zanahoria, pepino, cebolla, acelgas, puerro y apio.
Además de estas cuatro directrices, hay otras exigencias que hacen referencia a los 5 grupos de alimentos.
  1. Sólo comeremos fruta en el desayuno y a media mañana.
  2. Ciertas grasas como los frutos secos (nueces, dátiles, pasas) las podremos tomar tanto a media mañana como a la hora de merendar. Eso sí, nunca como acompañamiento de la fruta.
  3. Siempre comeremos carbohidratos a media mañana o en la comida. Nunca en la cena.
  4. Las proteínas siempre por la noche.
·         La última comida del día debe ser ligera y la consumiremos por lo menos 2 horas antes de ir a dormir.